Las ventanas correderas tienen la ventaja frente al resto de sistemas de apertura que ocupan sólo el plano en el que se mueven ya que están incorporadas en el hueco del muro exterior. Gracias a ello no reducen la iluminación de la estancia ni afectan a la decoración como, por ejemplo, a las cortinas con su apertura.

Como punto negativo tienen el aprovechamiento del hueco de la ventana, que generalmente queda reducido a la mitad. Además, el aislamiento térmico es peor que una abatible, podemos decir que es menos estanca al agua y más permeable al aire. Es decir, tiene como consecuencia un peor aislamiento térmico y acústico ya que su cierre es menos hermético. En el apartado negativo podemos añadir también que realizar su limpieza y su conservación se torna más complicado ya que para poder llevar a cabo estas tareas en pisos elevados necesitaremos desmontar al menos una hoja de la ventana, servicios de ventanas correderas en Madrid.

servicios de ventanas correderas en madrid

Teléfono información sobre presupuestos de ventanas correderas en Madrid 91 279 80 55