Las puertas correderas tienen como ventaja fundamental respecto al resto de sistema de apertura de puertas, que sólo ocupan el plano en el que se mueven. Normalmente están colocadas en el hueco del muro exterior, por lo que no reducen la iluminación de la estancia ni afectan a la decoración como, por ejemplo, a las cortinas en el momento de la apertura de la puerta.

Negativamente, hay que destacar el limitado aprovechamiento del hueco de la puerta, que generalmente queda reducido a la mitad. También, penalizan en el aislamiento térmico frente a las abatibles, son menos estancas frente al agua y más permeables frente al aire que estas últimas. Esto es debido a que el sistema de cierre es menos hermético que el de las puertas o ventanas abatibles.

Como punto negativo de las puertas correderas frente a las puertas abatibles, también nos encontraríamos que para realizar las labores de mantenimiento de este tipo de puertas necesitaremos desmontar las hojas. Esto conlleva una consiguiente molestia debido al peso y voluminosidad que normalmente tienen estas hojas.

Puertas correderas en Madrid

Teléfono información sobre presupuestos de puertas correderas en Madrid 91 279 80 55