Comúnmente se denomina contraventanas a las ventanas correderas instaladas en el plano exterior del muro de fachada como refuerzo aislante de una ventana situada en el plano interior de la fachada, es decir, en el plano de la estancia de la vivienda.

Este tipo de ventanas ayudan a proteger la ventana interior de los agentes atmosféricos proporcionando un “escudo” frente a lluvia y viento, además, desde el momento en que se instala, el hueco de la ventana pasa a trabajar como una cámara aislante con la que rompemos el puente térmico interior – exterior. La instalación de una contraventana nos ayuda a solucionar problemas de fuga de calefacción en invierno, y aire acondicionado en verano, contribuyendo a su amortización y ahorro muy rápidamente. Es decir, técnicamente, es como si cambiáramos nuestras antiguas ventanas por unas nuevas con RPT (rotura de puente térmico) o pvc, pero sin necesidad de realizar las molestas obras de albañilería. Servicios de contraventanas en toda la comunidad de Madrid.

contraventanas en Madrid

Las contraventanas tienen como principal función reforzar, es decir, trabajan solidariamente junto a las ventanas interiores para aislar la estancia, por lo que no necesitamos invertir en unas ventanas técnicamente muy complejas que podrían funcionar sin refuerzo. En la mayoría de los casos nos bastará con unas sencillas ventanas correderas sin RPT (rotura de puente térmico), esto dependerá de las condiciones climatológicas y la orientación de la ventana.

También podemos llamar contraventanas a las mallorquinas, que son hojas móviles instaladas en el plano exterior de la fachada, igual que las comentadas, pero que además, tienen función de seguridad y control solar como las persianas.

Teléfono información sobre presupuestos de contraventanas en Madrid 91 279 80 55