Los cerramientos de terrazas con ventanas correderas, suelen utilizarse en lugares en los que la apertura en forma abatible no es posible por existir algún tipo de objeto que imposibilite la correcta apertura de los mismos, como por ejemplo, una pared o una viga de cuelgue.

Como ventajas tienen que la iluminación no se ve reducida y que no provocan ninguna molestia sobre el espacio ya que se desplazan sobre el mismo plano que el resto del cerramiento.

La parte negativa de este tipo de cerramientos correderos es, igual que en el resto de ventanas correderas, que la apertura del hueco queda limitada generalmente a la mitad. En cuanto al aislamiento,  hay que recalcar que tienen un peor aislamiento térmico que los cerramientos de terraza abatibles. Debido a que tienen un cierre menos hermético, son menos estancos frente al agua y más permeables al aire que los abatibles. Su sistema de cierre también hace que penalicen en el aislamiento acústico. Como añadido en la lista negativa, tendríamos que comentar la complejidad que surge en el momento de la limpieza y el mantenimiento, estando obligados a desmontar las hojas para poder realizarlo. Ofrecemos servicios de construcción de cerramientos correderos en toda la comunidad de Madrid y alrededores

Cerramientos correderas en Madrid y alrededores

Teléfono información sobre presupuestos de cerramientos correderos en Madrid 91 279 80 55